Experta en Marketing Digital

Siempre es conveniente tener presencia en Instagram

Diana Muñoz

¿Cómo valoras la presencia de las Pymes españolas en las redes sociales?

He viajado mucho alrededor del mundo y me he dado cuenta de que un gran porcentaje de Pymes que está empezando a aprender sobre redes sociales por su gran potencial. Mientras, otras lo entendieron desde que comenzaron con sus negocios, lo han tomado como uno de los pilares más importantes de su marketing. Con esto quiero decir que la presencia de las Pymes españolas en las redes sociales no es mayor ni menor que en otros países.

¿Qué beneficios le da Instagram a la Pymes a diferencia del resto de redes sociales?

Instagram es la red social con mayor crecimiento en España, según Marketing 4 Commerce el número de usuarios se duplicó en solo tres años. Una cifra imbatible.

Tener más ojos sobre tu marca es, por supuesto, un beneficio muy atractivo. Lo interesante de esta plataforma es su funcionalidad exclusiva para la compra-venta directa de productos. En otras palabras, hablamos de una tienda online trasladada a Instagram.

Esta nueva plataforma, Instagram Shopping, además de suponer otro punto de contacto con tu potencial cliente, te ayuda a agilizar el proceso de compra y venta, ya que una vez instalado y activado Instagram Shopping, el vendedor sólo tendrá que etiquetar los productos de su catálogo en las fotografías que vaya subiendo. De esta forma, el potencial cliente podrá ver las fotografías, hacer clic sobre los productos que le interesan para ver más información y, si le convence, hacer la compra de forma directa.

Hay que tener en cuenta que España es uno de los pocos países en el mundo que puede usar la función de comprar en Instagram.

¿Es conveniente que todas las empresas tengan presencia en esta red social o solo es idónea para ciertos negocios y/o sectores?

Hay ciertos sectores o productos que tienen más éxito que otros en Instagram, como por ejemplo el sector de la moda (ropa y accesorios), salud y belleza, decoración, artes y pinturas o, incluso, aunque parezca sorprendente, los artículos para mascotas

Sin embargo, aunque tu tipo de negocio no esté dentro de los sectores anteriormente mencionados, siempre es conveniente tener presencia en Instagram. Tu cuenta puede convertirse en un poderoso punto de contacto con tu potencial cliente que puede llegar a generar muchas ventas.

Como mencionaba anteriormente, el número de usuarios en Instagram está creciendo a un ritmo imparable, pero todavía hay un gran porcentaje de Pymes que no está sacando partido de ello. Esto significa que es muy posible que un gran porcentaje de su competencia todavía no esté en Instagram, por lo que sería un excelente momento para aprovechar esta gran ventaja y brillar sobre la competencia.

Además, Instagram está evolucionando rápidamente como plataforma lo que permite a los perfiles empresariales aprovechar al máximo todas sus funcionalidades, por lo que personalmente recomiendo a los propietarios de Pymes que empiecen a aprender hoy mismo cómo usar Instagram profesionalmente para que no se queden atrás.

¿Qué deben tener en cuenta para una correcta gestión y optimización del perfil de empresa?

Existen algunos puntos fundamentales que cualquier empresa que se inicie en Instagram empresarial debe tener en cuenta. En primer lugar, al crear una cuenta comercial en Instagram, hay que actualizar la información de contacto de tu empresa o sitio web para que los clientes sepan cómo ponerse en contacto contigo. Además, hay que agregar a la cuenta una foto del perfil, que podría ser el logotipo de la empresa, y usar la biografía para explicar de qué se trata el emprendimiento y qué pueden esperar las personas del perfil de Instagram.

Así mismo, antes de empezar a crear contenido, hay que pensar qué es lo que hace que la empresa sea especial e intentar mostrarlo en las publicaciones e historias, en la descripción de la biografía y en las interacciones con la comunidad. De este modo, teniendo en cuenta la personalidad de la marca, hay que decidir qué se quiere que las personas sepan o vean de la empresa. Si se está empezando, se deberían crear las primeras publicaciones (mejor si son mínimo nueve) para establecer una cuadrícula inicial de imágenes. Instagram es una plataforma visual, por lo que hay que asegurarse de generar contenido que destaque estéticamente, para que permanezca en la mente del usuario, y que proporcione credibilidad en el negocio. Además, se debe publicar con frecuencia para mantener la atención de los seguidores.

Igualmente, en Instagram resulta fundamental crear contenidos que inspiren, por ello el storytelling se ha convertido en algo primordial es esta red social, ya que tras este tipo de posts siempre hay una historia que ayuda a conectar con las emociones de las personas que están leyendo. Estos contenidos podrían estar relacionados con la historia del emprendimiento, reflexiones personales que enseñen algo concreto o testimonios de clientes que cuenten una historia de cambio.

Además, también se deben tener en cuenta las estadísticas que proporciona la plataforma a las cuentas empresariales. De esta forma se podrá conocer mejor al público, descubrir de qué ciudad y país son, así como su rango de edad y su sexo. Dentro de estas analíticas también hay otra información vital, como por ejemplo “qué posts tuvieron mayor número de interacciones” y “a qué hora publicar” entre otros. 

Finalmente, resulta fundamental interactuar con la comunidad. Instagram es una plataforma social que permite tener una voz como negocio, pero también permite escuchar lo que la audiencia dice y responder en tiempo real. La interacción en esta red social es vital, ayuda a desarrollar una relación con los usuarios e ir convirtiéndolos en fieles seguidores. Se deben emplear encuestas, preguntas o cuestionarios para fomentar la interacción y si dejan comentarios o mensajes directos, se debe responder cada uno de ellos, aunque tan solo sea con un pequeño emoticono. 

Así como puede resultar una ventaja a nivel promocional nacional e internacional, ¿a qué riesgos están expuestos?

Uno de los riesgos a los que podemos enfrentamos es una mala imagen asociada a la empresa. Hay muchas Pymes que por el afán de estar en Instagram y tener una cuenta “activa” contratan a cualquier persona sin experiencia en el tema. Esto puede dar pie a generación de contenido de baja calidad, lo cual va a estar asociado al negocio y bajará la percepción de la calidad de los servicios o productos.

Además, dejar la cuenta en mano de personas inexpertas o pensar que más seguidores significa automáticamente más ventas, puede llevar a muchas personas al uso de bots, compra de likes y/o seguidores. Instagram está trabajando arduamente para identificar las cuentas que llevan a cabo estas acciones de “spam” y ya han eliminado muchas de ellas. 

En este contexto, una de las técnicas más usadas últimamente para vender en Instagram es el “Marketing de influencers”. Teniendo en cuenta lo que comentaba anteriormente, hay muchas cuentas que usan esas técnicas fraudulentas para proclamarse influencers, lo que hace difícil para las marcas identificar quién es un influencer real y quién es un impostor. Para identificarlos habrá que analizar sus cuentas y observa las últimas publicaciones del influencer. Si ves muchos comentarios genéricos (cumplidos como por ejemplo "¡Genial!", “Bonita foto”, “Cute” o simplemente un emoticono) probablemente no sean de personas reales. Puede que encuentres algunos comentarios así en publicaciones de influencers, pero no deberían constituir la mayoría. Además, también puedes comprobar su influencia en otras redes sociales. La mayoría de los influencers no limitan su presencia a una sola plataforma. Si solo tienen un gran número de seguidores en Instagram, esto puede indicar que es un falso influencer.

Nos puedes compartir de forma breve un caso de éxito de alguna empresa, que haya decidido ingresar a Instagram.

Un buen ejemplo sería el de los Platos de Pan, una marca de vajillas artesanales pintadas y decoradas a mano, con plumilla, por su creadora Bárbara Pan de Soraluce, que fundó esta empresa con la ayuda de su hija.  Ahora ambas aprovechan de la tracción y visibilidad que Instagram les ofrece para dar a conocer sus productos no solo en España sino en todo el mundo.

Es un ejemplo de gran talento, ya que han conseguido convertir algo que podría ser considerado “aburrido” en un producto de decoración codiciado y gracias a este trabajo de marketing ya cuentan con casi 70K seguidores en Instagram.

En su cuenta Bárbara comparte fotos de sus platos finalizados, vídeos de la creación de los mismos y fotos de sus clientes usando los productos, lo que le da un valor añadido a su comunidad y a su producto.

TwitterLinkedinFacebookEmail