Inés Rosales, galardón Marca en XIV Premios Ejecutivos Andalucía

Inés Rosales, galardón Marca en XIV Premios Ejecutivos Andalucía

Inés Rosales

Todo empezó a principios del siglo xx, en el Aljarafe sevillano, donde abundaban las recetas de una repostería riquísima, mestiza de las culturas cristiana, musulmana y judía. En el año 1910, Inés Rosales, decide cambiar su futuro, vinculado al servicio del hogar, como otras tantas mujeres, y empieza a vender las denominadas tortas de aceite. Gracias a su empuje y tesón, sus tortas de aceite se convierten en uno de los primeros productos manufacturados de repostería de España. Sus tortas se popularizaron en España gracias, sobre todo, a su venta en la estación de trenes de Plaza de Armas de Sevilla. Desde entonces, las tortas de aceite asociadas a la marca Inés Rosales forman parte de la memoria sentimental e histórica de varias generaciones de españoles.

En la actualidad, las tortas de aceite son labradas a mano, una a una, mediante una técnica artesanal que requiere seis meses de aprendizaje. Se hacen en Sevilla, con ingredientes 100% naturales y con aceite de oliva virgen extra.

Inés Rosales es, hoy en día, una de las empresas de referencia en el sector agroalimentario, tanto en el ámbito nacional como a nivel internacional, por la calidad de sus productos artesanales. Hechos a mano, con el máximo esmero, y siguiendo métodos artesanales y un elevado nivel de calidad, sus productos abarcan más allá de su reconocida torta de aceite, como por ejemplo tortitas con canela, cortadillos de cabello de ángel y hojaldres.

El compromiso por la calidad y la seguridad es clave en el proceso actual, por lo que se monitoriza de forma exhaustiva cada una de las etapas que comprenden el proceso productivo, con personal cualificado y alta tecnología. Asimismo, se verifica continuamente que cada producto cumple sus características en cuanto a forma, tamaño y punto de cocción, mediante tecnología, lo que permite descartar de forma inmediata aquellos que no cumplen con los estándares de calidad definidos.

LÍDERES INTERNACIONALES

Con ventas en más de 20 países, Inés Rosales es hoy en día líder en su categoría, tanto a nivel nacional como internacional. Las famosas tortas de aceite llegan hoy en día a los cinco continentes. El mismo producto que se disfruta en España desde hace 100 años, ahora se consume por igual en países tan dispares y lejanos como Estados Unidos –su principal mercado exportador–, Alemania, Australia, Canadá, Dubái, Japón o Nueva Zelanda.

La internacionalización de la marca y los nuevos gus- tos de los consumidores han abierto la puerta para que la marca comercialice las tortas de aceite en distintas variedades. Las “sin azúcar”, para aquellos que no quieren incluir azúcar en su dieta y quieren seguir degustando el sabor único de las tortas. Con “naranjas de Sevilla”, que tienen una fina capa de naranja confitada en su superficie y es un homenaje a la magia del sur en primavera. O “con canela”, su más reciente creación, que combina el ligero dulzor y toque picante de la canela natural. También las hay “con romero y tomillo”, para los paladares más mediterráneos, y con “sésamo y sal marina”, una combinación que por su versatilidad puede acompañar cualquier plato.

PREMIOS A LA TRADICIÓN

Tras más de cien años, Inés Rosales preserva lo bueno de la tradición combinado con la más alta tecnología para que sus productos artesanales lleguen a todos los consumidores siempre con la máxima calidad y su sabor único.

Posee varios premios a nivel andaluz y en 2007 recibió el sello de Calidad Certificada de la Junta de Andalucía. La Diputación de Sevilla le entregó a la empresa en 2010 la Placa de Honor de la Provincia de Sevilla.

En 2013, la Comisión Europea les otorgó el sello de "Especialidad Tradicional Garantizada" a las tortas de aceite de Castilleja de la Cuesta, Sevilla, definiéndolas como "dulce tradicional de Andalucía elaborado manualmente con aceite de oliva virgen extra”.

TwitterLinkedinFacebookEmail