El fantasma de una nueva recesión amenaza a Europa

Tras los malos datos de las economías inglesa y alemana, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y los resultados en las elecciones Argentinas, los inversores huyen de la bolsa y se refugian en los bonos ante la posibilidad, cada vez más real, de una nueva recesión.

Aunque Donald Trump anunció el retraso de la subida de aranceles a China hasta mediados de diciembre, la mala perspectiva de crecimiento de la economía mundial sigue su curso.

Junto al MIB italiano, el Ibex 35 lidera las caídas en Europa. Pierde un 1,6% y cede los 8.600 puntos. De hecho, ya ha entrado en números rojos y ha perdido toda la ganancia actual. El resto de bolsas europeas tampoco se libran, y pierden alrededor de un 1,5% con los inversores extremando precauciones.

El PIB alemán ha retrocedido un 0,1% en el segundo trimestre, lo que ratifica la debilidad de la locomotora europea. La zona EURO solamente ha crecido un pírrico 0,2%, con el fantasma cada vez más real de un “Brexit” sin acuerdo. En España, la situación de Argentina pesa mucho, especialmente para las empresas cotizadas como Telefónica y BBVA.

En el mercado de deuda, las rentabilidades se desploman. La del bono español cae hasta el 0,14% y marca nuevos mínimos históricos, mientras que la del alemán a 10 años alcanza ya el -0,65%.

En el mercado de divisas, el euro permanece en los 1,11 contra el dólar. El oro ejerce nuevamente de valor refugio, a pesar que años atrás se consideraba una mala inversión, y sube un 1% hasta los 1.515 dólares por onza. Por su parte, el 'brent' corrige cerca de un 3% y pierde los 60 dólares.

TwitterLinkedinFacebookEmail