La desgracia como negocio en Venezuela

La desgracia como negocio en Venezuela

En el momento de crisis humanitaria que atraviesa el país venezolano, cualquier oportunidad es aprovechada por las mafias para conseguir beneficios a costa de la desesperación.
Pasaporte

     

Muchos venezolanos luchan a diario por salir del infierno en el que se ha convertido su país. La negativa de Maduro a admitir que Venezuela atraviesa una de las peores crisis de su historia y su rechazo ante cualquier tipo de ayuda humanitaria que las organizaciones y otros países le ofrecen, hacen de Venezuela un auténtico campo de supervivencia.

Frente a esta situación, escapar del país se convierte en una de las primeras opciones a tomar, no sin experimentar el dolor y desconsuelo de dejar atrás una vida. Sin embargo, la mayoría de ellos ni siquiera pueden tomar esta decisión. La gran escasez de recursos que sufre Venezuela afecta también a la expedición y renovación de pasaportes.

El pasaporte es un requisito indispensable para poder salir del país pero en contraposición, la lista de espera para conseguirlo supera los dos años, principalmente porque no hay materiales para fabricarlos. Ante este problema, el presidente lanzó una prórroga de vigencia de dos años, que englobaba a aquellos pasaportes que hubieran caducado en los últimos seis meses, pero el sistema para la solicitud de esta prolongación en el tiempo se encuentra colapsado y de nuevo son necesarios meses para que se tramite la solicitud.

Por este motivo recientemente han crecido exponencialmente los negocios en el mercado negro que se encargan de realizar pasaportes por grandes sumas de dinero. Si un pasaporte en Venezuela cuesta alrededor de 15 dólares y la prórroga autorizada por Maduro asciende a unos 300 dólares, para ampliar su validez dos años más, las mafias ofrecen pasaportes por sumas que superan los mil dólares.

Muchos venezolanos desesperados por la espera de un pasaporte que no llega, no tienen otra opción que realizar este gran esfuerzo monetario para no perder los vuelos.

Además de suponer un problema más de los incontables que presenta el país, los pasaportes falsos que las tramas entregan a los venezolanos, son ilegales, lo que genera una gran trama de corrupción añadida, que tendremos que esperar para ver en qué deriva.

TwitterLinkedinFacebookEmail