La quiebra de Thomas Cook pone en riesgo al sector turístico español

La quiebra de Thomas Cook pone en riesgo al sector turístico español

Thomas Cook

El grupo de viajes británico Thomas Cook, el segundo turoperador global y el más antiguo del mundo, ha quebrado tras haber fracasado las negociaciones para lograr un rescate, así como tras la negativa del gobierno de Boris Johnson a inyectar dinero público. La compañía ha cesado de forma inmediata sus operaciones en todo el mundo, un hecho que afecta de forma directa a más de 600.000 turistas que están de vacaciones actualmente. Los países con más turistas afectados por la quiebra son Grecia, Turquía, Túnez y España.

El grupo ha anunciado en Twitter su quiebra: "Sentimos anunciar que Thomas Cook cesará su actividad con efecto inmediato. Esta cuenta será monitorizada. Por favor, visita thomascook.caa.co.uk para más consejo e información". El director de la compañía, Peter Fankhauser, también se ha disculpado en un comunicado: "Me gustaría pedir perdón a nuestros millones de clientes, miles de empleados y socios que nos han apoyado durante tantos años".

La quiebra del operador británico, inventor del paquete todo incluido, supone un varapalo muy importante para el sector turístico español. España ha sido el principal destino de los clientes de Thomas Cook. Según Aena, las distintas compañías aéreas del grupo enviaron a los aeropuertos españoles 3,6 millones de clientes en 2018. Una de las regiones españolas que más puede verse afectada por la quiebra de Thomas Cook son las islas Canarias. 

TwitterLinkedinFacebookEmail