Los procesos de selección prefieren el verano

Las contrataciones en verano son cada vez más frecuentes, ya que, según un estudio realizado por Morgan Philips Hudson, iniciar un proceso de selección en verano presenta numerosas ventajas. 

Según datos de la consultora, en cuanto a procesos de selección executive gestionados en los últimos 4 años, el 40% de las empresas deciden contratar en verano puestos directivos. Esto se debe a que se trata de una buena época para que el nuevo empleado vaya formándose en aquellas áreas específicas de la compañía (producto, programa informático, metodología de trabajo, valores, conocimiento del equipo, etc.) y adaptarse a su nuevo puesto de trabajo. De este modo, cuando lleguen meses más productivos, podrá estar aclimatado a su nuevo contexto laboral para ofrecer el 100% de su potencial y la efectividad se vea reflejada en unos mayores resultados. 

Por otro lado, estos meses tienen una gran ventaja para buscar el mejor talento. Sobre todo, para aquellas empresas que necesitan incorporar personal de cara a septiembre. Dado que en verano las jornadas son más flexibles, existe una mayor predisposición de los candidatos a realizar entrevistas de trabajo, ya sean presenciales o a distancia. Según la consultora, esta época suele ser la preferida para la selección de puestos estratégicos o executive, también con el mismo objetivo de que la incorporación del candidato en septiembre u octubre se produzca de forma más eficiente. 

“Los meses de verano en los que el día a día se relaja son por tanto un periodo ideal para plantearse abordar la selección de ese profesional que nos ayude a conseguir los objetivos de negocio antes del cierre del año”, señala Patricia Balibrea, consultora de Morgan Philips Hudson Executive Search.

TwitterLinkedinFacebookEmail