Claves del éxito del e-commerce

Todas las cifras apuntan que el comercio electrónico está en auge y sin duda, se trata de un mercado altamente competitivo en el que las tiendas están a unos clicks de competidores como Amazon. Este panorama conlleva cada vez más retos para las tiendas online por lo que es muy importante enfocar la estrategia de e-commerce teniendo en cuenta los siguientes puntos.

Ser consciente de la importancia de dedicar tiempo y presupuesto a conseguir/generar tráfico
Primero, es muy importante ser conscientes de que crear una tienda online es fácil, pero lo que es difícil es conseguir tráfico. Como en cualquier negocio, es importante tener un plan de negocio, pero también contar con conocimientos en marketing así como dedicar tiempo y un presupuesto acorde con los objetivos. Uno de los errores que más vemos en tiendas es que dedican todo su presupuesto en la creación de estas y después no tienen presupuesto para la captación de tráfico. Por eso, es imprescindible guardar una gran parte del presupuesto, un 70-80 % para acciones de marketing, publicidad en Google, Facebook, redes sociales y comparadores. 

Pensar en una estrategia global que engloba todos los canales 
Tener una tienda online y vender en marketplaces no es exclusivo sino que es complementario. Marketplaces como Amazon, eBay, AliExpress tienen mucho tráfico, por eso siempre aconsejamos vender en estas plataformas desde el principio. Aparte de eso, también permiten saber cuáles de los productos se venden más, si la logística y el servicio de cliente son buenos y también dar el salto al mercado internacional. Sin embargo, lo que no aconsejamos es vender solo en marketplaces ya que los portales como Amazon, cuando ven que un producto funciona bien, lanzan su propia marca blanca. Por eso es importante crear y desarrollar la marca personal propia de la tienda y vender a través de ambos canales y aprovechar los beneficios de las redes sociales también. 

Ofrecer plataformas mobile-friendly, precios competitivos y entregas en 24 horas 
El primer paso para la creación de una marca propia es generar confianza con una excelente usabilidad, métodos de pago reconocidos, proceso de compra intuitivo, información clara y detallada e imágenes de buena calidad y sobre todo mobile-friendly ya que el tráfico que proviene del móvil ya supera el tradicional proveniente de ordenadores. También, para asegurar una buena experiencia al usuario, hay que tener en cuenta que una alta satisfacción viene dada por el precio y unos plazos de entrega rápidos.

Dar el salto al mercado internacional 
España es un mercado muy influenciado por los precios. Así que si se consigue vender en España y sacar márgenes, hay que contemplar la opción de vender en mercados con mayor poder adquisitivo como Alemania, Francia o países nórdicos. Para esto, no hace falta traducir el catálogo en varios idiomas. Un punto de partida puede ser un marketplace o hacer publicidad segmentada en varios países para al final lanzar el negocio en el país donde se haya obtenido el mejor resultado. 

Probar nuevas funcionalidades y actualizar la tienda online de forma proactiva
Para vender con éxito, es importante optimizar cada paso, probar canales de ventas, actualizar fichas de productos, mejorar atención al cliente y logística entre otros aspectos. La ventaja principal de Internet es que casi todo se puede medir y eso permite ver cuáles son los puntos fuertes y débiles del negocio e ir probando nuevas funcionalidades para mejorar.

Para conseguir el éxito en el mundo e-commerce no es cuestión de magia. Hay miles de casos de empresas que han tenido un gran éxito así que con seriedad, dedicación y pasión todo es posible. 
 

TwitterLinkedinFacebookEmail