La generación multi-rol o cómo volver a sentir pasión por el trabajo

Hace años, lo normal era sentirse satisfecho con un trabajo corriente, y permanecer en la misma compañía toda la vida. No obstante, las nuevas generaciones necesitan sentir pasión por lo que hacen y también disponer de cierta flexibilidad que los espacios de trabajo flexible consiguen ofrecerles.

Freelancers, propietarios de pequeñas empresas, trabajadores con roles múltiples...Todos estos perfiles que trabajan por cuenta propia y a quienes les apasiona lo que hacen se han convertido en una de las opciones preferidas por las nuevas generaciones de trabajadores para adentrarse en el mundo laboral.
El mundo laboral está cambiando a un ritmo acelerado, sobre todo gracias a que hoy en día la tecnología permite que las personas puedan trabajar dónde, cuándo y cómo quieran. Particularmente, esto está teniendo un efecto directo en el sector de los trabajadores autónomos, que cada vez más apuestan por no conformarse con un único empleo y combinan varios intereses profesionales. De hecho, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE en España hay 448.200 personas pluriempleadas, es decir, que combinan dos o más trabajos al mes.

¿Qué y quién está impulsando esta tendencia?

La idea de trabajar en el mismo lugar durante toda la vida, tal y como ocurría hace 40 años,  ya no es atractiva para la mayoría de los trabajadores. Además, la flexibilidad que ofrece actualmente el mercado es vista por los profesionales como una oportunidad para trabajar no solo en sus áreas profesionales sino también en otras que les resulten de interés para fomentar hobbies o aficiones personales.  Esta tendencia viene de la mano de la conocida como generación Millennial que se caracterizan por aprovechar sus habilidades, sus talentos y sus múltiples intereses para poder ser multidisciplinares y disponer de otras fuentes de ingresos adicionales.
Esta generación no ha conocido la seguridad del empleo de la misma manera que las generaciones anteriores, y esto ha hecho que hayan tenido que adaptarse a la situación actual. Asimismo, los millennials también se caracterizan por priorizar su bienestar personal y tratar siempre de compaginar trabajo y vida personal de forma más equilibrada.

Trabaja para ti mismo = trabaja desde cualquier lugar

Tener la capacidad de trabajar de manera flexible significa que los trabajadores independientes y ‘multi-rol’, puedan adaptarse al entorno que más les convenga para alcanzar los mejores resultados. Los espacios de trabajo flexibles son clave en este aspecto ya que ofrecen a los trabajadores todas las herramientas necesarias para que lleven a cabo sus tareas, como conexión WIFI, salas de reuniones, material de oficina… Sin olvidar que estos espacios son un lugar idóneo para crear una red de contactos profesionales. Así pues, para la actual generación de trabajadores pluriempleados, ofrecen la oportunidad de rodearse de personas flexibles, en ubicaciones flexibles, que se ajustan al estilo de vida flexible que buscan.

Ser tu propio jefe

La idea de crear su propia empresa es una opción cada vez más atractiva para los jóvenes que se incorporan al mundo laboral. Para ellos un espacio de trabajo flexible también es una alternativa interesante en cuanto a que este lugar genera relaciones con otros profesionales que pueden ayudar al nuevo negocio.
En los últimos años, hemos podido observar cómo las personas se han ido alejando cada vez más del tradicional modelo laboral que implica ir cada día a la misma oficina durante las mismas horas, en el mismo sitio. Hoy ya no importan tanto los horarios sino el objetivo y la pasión del proyecto profesional que se desarrolle. Este cambio de cultura y mentalidad se está consiguiendo gracias a lugares y herramientas que lo permiten como son los espacios de coworking. Una nueva manera de comprender el trabajo que es sin duda el futuro para las nuevas generaciones.

TwitterLinkedinFacebookEmail