2024: Uno de cada dos consumidores utilizará coche autónomo

Coche autónomo

Pensar que un coche sea capaz de llevarnos al destino que queramos se ha convertido en una situación que a muchos les gustaría adaptar a su propio estilo de vida. Según el estudio “The Autonomous Car: A consumer perspective”, elaborado por el Instituto de Investigación de Capgemini, el 52 % de los consumidores preferiría utilizar coches de conducción autónoma en cinco años.

Los consumidores observan grandes ventajas en los vehículos autónomos en términos de consumo eficiente de combustible (73%), en la reducción de emisiones (71%) y el ahorro de tiempo (50%). Tal es el nivel de optimismo y visión de futuro que más de la mitad de los consumidores (56%) afirma que estaría dispuesto a pagar hasta un 20% más por un vehículo autónomo que por uno convencional.

El ahorro de tiempo y la reducción de emisiones son las grandes ventajas de los vehículos autónomos

Este tipo de vehículo es valorado positivamente como medio de transporte y de uso personal. Casi la mitad (49%) de los encuestados se sentirían cómodos si un coche de este tipo realiza algunos recados en su lugar; más de la mitad (54%) confiaría a un vehículo autónomo la tarea de recoger o llevar a casa a amigos o familiares que no conduzcan. Mientras que uno de cada dos (50%) espera que los vehículos autónomos les ayuden a ahorrar tiempo para emplearlo en sus actividades sociales, de ocio, de trabajo o simplemente disfrutar del viaje.

El estudio ha identificado dos tipos de público interesado en adaptar un futuro autónomo: los consumidores chinos y los millennials. Según los avances que este vehículo presente en torno a factores culturales o geográficos, impulsaría el anticipo de su uso. Sin embargo, pese al aumento de la percepción favorable, el interés y la expectación de los consumidores, siguen existiendo barreras para su adopción. Los consumidores consultados expresan que la compra o uso de un vehículo autónomo estará sujeta, principalmente, a la seguridad del vehículo (73%) y a la seguridad de sus sistemas (72%) frente a hackers.

¿Qué hacen las empresas para acelerar el futuro autónomo?

Capgemini considera que es importante tener en cuenta algunos aspectos claves frente al cliente. El primero, es mantenerlos informados, principalmente con las capacidades del vehículo. De ese modo, por una parte, evitar ponerlos en riesgo o generar falsas expectativas. Mientras, por otra, es una manera de transmitir un mensaje claro, sobre cómo vivirán su experiencia junto al vehículo autónomo.

En segundo lugar, los fabricantes tienen la labor de aprender a identificar las expectativas de los clientes e incorporarlas en el propio proceso de diseño y seguridad. Al mismo tiempo, en pro de mejorar su oferta de servicios deberán ampliar su variedad de experiencias en el interior del vehículo. Ello permitirá ampliar las oportunidades de negocio, establecer nuevos socios tecnológicos, de contenidos y comercio con el objetivo de crear un ecosistema de servicios. 

La destreza digital es importante en la mejora e innovación de este servicio, por lo que la inversión en software en un aspecto imprescindible, de lo contrario su enfoque como autonomía y estrategia corporativa no funcionaría.

“Persiste cierto grado de incertidumbre y preocupación, por ello los fabricantes de automóviles deben tener en cuenta las expectativas e inquietudes de sus futuros clientes. Todo ello al mismo tiempo, que transforman sus propias operaciones desde un modelo centrado en el producto a uno orientado a los servicios y al cliente, a medida que avanzan en su proceso de comercialización de los vehículos autónomos”, sostiene Markus Winkler, responsable mundial de Automoción en Capgemini.

TwitterLinkedinFacebookEmail