Estados Unidos y México se enfrenan, ahora, por los tomates.

Estados Unidos y México destinarán el dinero para el desarrollo de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Las empresas españolas Repsol y Cepsa han dejado de comprar petróleo iraní por temor a las posibles sanciones de Donald Trump.