Contar con una formación en idiomas se vuelve imprescindible en el mundo laboral. En España, el 90 % de las empresas no superaría un examen de idiomas internacionales y es que cuatro de cada cinco trabajadores no comprenden ni habla ningún otro idioma.